[breadcrumb]

Fobia-Alemana en el Imperio Ruso y en la Unión Soviética

Germanophobie im Russischen Reich und in der Sowietunion

Krieger, Dr. Viktor.  “Fobia-Alemana en el Imperio Ruso y en la Unión Soviética.”  Volk auf dem Weg,  17-19 de Diciembre, 2006.

Traducido de Ingles a Español por John Guerrero, Fargo, North Dakota.

Nota: Esto es la parte 3 del serie de entregas de este artículo, continuado de la tirada de Noviembre, 2006 de Volk auf dem Weg.

English


Desde la Era Posguerra hasta el Colapso de la URSS

La guerra Alemán-Soviética, con todas sus víctimas, pero más tanto con sus recuerdos de hechos heroicos y victorias, sirvieron para informar la identidad de gente Soviética significa mente más fuerte que hasta las heridas que el Stalinismo dejó atrás.  La “Guerra de Grande Patriótico” – al lado de la Revolución de Octubre – vendrá ser el mito original y central para sociedad, Soviética y, especialmente, Rusa.

El liderazgo Moscú rápidamente reconoció la potencia de legitimidad y la fuerza ligada de experiencias de guerra colectiva y de un desarrollando sentido de espirito comunal.  Los puntos centrales de conjuro ahora vendrá ser patriotismo y el culto de heroísmo.  Orgullo de victoria sobre Alemania, del nuevo status de poderes mundial y de la superioridad del sistema Soviética derivado de eso  podrá ser sin duda cultivado.

No solamente el para siempre pomposamente ejecutado Día de Victoria del 9 de Mayo, pero también las innumerable otras celebraciones conmemorativas, demostraciones en los monumental conmemorativos, y honores de veteranos de guerra con todos tipos de medallas de honor fueron intento para servir, entre otras cosas, para impartir un imagen de tiempos posguerra heroicos a la generación más joven y, al último pero no menos, fueron intento como un movilizando fuente para reforzamiento del sistema Soviética.  Al mismo tiempo, propaganda oficial particularmente elimino todo mención del lado oscuro, uno que no podrá corresponder con el senario glorioso: complicidad con Alemania de Hitler entre medio de 1939 y 1941, condenación y fusilarían de cienes de miles de miembros y oficiales del Ejército Rojo acusados de cobardía, colaboración con fuerzas ocupando por una porción considerable de la población Soviética, miseria y muriendo en las Gulags y campos de trabajo, deportaciones de todas gentes, hambruna y represión en el bosque trasero, ocupación de los estados centrales Europeos, violencia extrema y robo simple en ocupado Alemania…

El Titulo [portada] de un volumen
Continuando una colección
tocante las problemas del
“Avanzo Alemán para el Este”

Todo esto fue acompañado por oficial levantada póliza de guardando en las mentes de la gente una encubierta también como fobia-Alemana subliminal: desde niños en adelante, la gente Soviética iban siendo enseñados – por innumerable libros científicos y popular, piezas literarias, artículos en periódicos y revistas, numerosos obras de arte, programas de la televisión y películas, producciones de teatro, juntas personales con participantes de guerra, etc. – un agobiante imagen negativa de Alemanes y de historia Alemán.  “Alemán” prácticamente fue sinónimo con “Fascista.”  Visto como representantes de las acciones que habían desaterrado en la Unión Soviética una de largo tiempo, costosa guerra llena de pérdidas y sacrificios, los Alemán-Ruso serán a sufrir particularmente seriamente bajo las consecuencias morales y psicológicas.  Aún más así como la simple verdad del servicio por los dieses de miles de (Soviéticos-) Alemanes, dentro los grados de los tropas de pelea del Ejército Rojo, antes de 1941 y después, y particularmente sus esfuerzos de movilización y propio sacrificio en los interiores del país como parte del llamado Trud-Ejercito, fue completamente ocultado del público por la maquinaria propaganda Soviética.  En la cara del bloqueo de información impuesta, tuvieron que servir como chivos expiatorios para y en lugar de verdaderos o inventados crímenes de la Tercer Reich, tuvieron que pasar resentimiento por sus vecinos colegas y jefes, y de esperar discriminación patrocinado por el estado en ares social, políticas, y cultural.  

En marcado a esto, toma testigo a la opinión abierta y entendida de la población de la [después] Republica Democrática Alemán (DDR) para los medios de comunicación de masas del Estado y escrito de historia.  No fue accidente que proponentes de autonomía [Volver a la Unión Soviética] punto a esta situación con ironía amarga en su carta colectiva a el partido y liderazgo del Estado; “Desde su establecimiento, el DDR se ha tratado por la Unión Soviética con todo atentación y cariño posible, mientras los Alemanes Soviéticos se hacen pagar por las consecuencias morales de la guerra, como si los Fascistas no habían estado en Alemania, pero en vez sobre los Alemanes Soviéticos.” 

Todavía, allí existió una contradicción putativa entre el bien intentado reportaje acerca del DDR y la posición negativa y encubierta vía-a-vis sus “propios” Alemanes.  En la vista de los realistas políticos en el Kremlin, esta situación, cual el público Alemán-Ruso sintió de ser un desairó provocativo, fue bastante aceptable.  Moscú jugó su satélite contra el Alemán del Oeste “revanchista y Estado militar.” Además, la Unión Soviética le gusto así misma estar en el rol de librador de la gente Alemán del fascismo, y el rol de reeducando de enseñanza bárbara Socialista Nacional para los ideales humanísticos de Socialismo.  Numerosos Representantes del primer estado socialista sobre tierra Alemán quien ira ser llameante anti-Fascista cuando ellos solos se hallaron en prisiones de guerra Soviéticas, fueron tratados con abstención considerable.  En los ojos de los Alemanes del este “trabajadores activos” la gente Rusa fueron de ser vistos como la vanguardia prima para llevar la humanidad progresiva entre el  variante futuro Comunista: “İPara aprender de la Unión Soviética quiere entender de aprender victoria!” Comoquiera, la relación benéfico oficial con el DDR en ningún modo apareció de detener la dedicada propaganda anti-Alemán en el propio país de los Soviéticos.

Mucho más complicado fue el tratamiento de los descendientes de los granjeros de los siglos 18 y 19 e inmigrantes artízanos.  El régimen debía ver cambiado su rol de los radiantes vectores por eso del triste pecador.  Pero eso fuera por allí ser propio hallado en un no muy  halagado situación de admitiendo a los crímenes pasados y a la necesidad para expiación, especialmente para los Alemanes, aunque su nombre cargó el prefijo “Soviético-.”  Tal posición podrá hasta ser explicado por duda justificable en una imagen de porte-cultural de la gente Rusa.  Admitir amenté, los métodos económicos racionales de agrícola Alemán – particularmente en la región Mar Negro – había servido por mucho tiempo como un ejemplo de ser imitado por los granjeros Rusos y Ucranios.  A pesar de, el Comité Central del Partido Comunista de la Unión Soviética decisivamente  rechazo a honorar el aniversario de 200 años de la inmigración de colonos Alemanes en Rusa.  Al contraste, el aniversario 350 años  de la entrada de las tribus Kalmuka y Dschungaric dentro el área bajo Volga fue celebrada con mucha pompa en 1959.  Pero por lejos la más grande mostración fue hecha en el año 1981 en la celebración del aniversario 250 de la integración de tribus Kazaka dentro el Imperio Ruso, cuales superado todas celebraciones anteriores por lejos.  De los ejemplos de estas gentes orientales, enfatizadas especialmente y gráficamente, eran los cuantos actos de “asistencia” civilizada por la gente Rusa, las cuales ante nómadas experimentaron durante el Imperio zarista e especialmente después de 1917.

Hasta en la cara de esta declarada relación cerca su compañero federada Alemania del Este y a pesar de la declaración pública para Internacionalismo Proletario, no había escasez en la Unión Soviética particularmente reportes negativos tratando con los “Alemanes Rusos.” Por una, habían los Alemanes Bálticos (ostzeycy, ostseyskye barony), dueños de terreno de nobleza representantes del medio nivel urbano en las provincias del Mar Báltico quienes ahora fueron sellados como ante-conservativos y como partidarios de la autocracia Zarista, acusados de esclavizando y explotación despiadado de Granjeros Estonios y Letonios, y considerados responsable por varios deplorable estados de asuntos dentro el Imperio Ruso – donde ellos en verdad habían constituido una parte significante de la burocracia de gobierno y del ejército.  Ausentadamente, la mayoría de estudios durante los años de 1920s y 1930s de los (para ahora) países independientes de Estonia y Letonia redujeron los Alemanes Bálticos a nada más que seguidores verdaderos y leal de ideología Nazi.

También, el aparecer de cuantos Alemanes favoritos a la Judicial Zarista, particularmente durante el periodo gobernante de Zarina Anna Ionnovna (1730 – 1740), un periodo que fue llamado bironovshchina, después de su favorito, Ernst Johann von Biron, o hasta “El Gobernante Alemán,”  se encontró con mordiendo criticismo con insinuaciones nacionalistas fuertes en escritos históriales Ruso y Soviéticos.  Estudios serios entre las actividades enjiqueradas de los educados, diestros, artesanos, administradores de habla-Alemán y oficinas en servicio de Rusa fueron inevitablemente cubiertos por criticismo vociferante de alegados efectos “dañino,” por una falta de patriotismo, y de alegada represión de colegas y compañeros de trabajo.  Las vistas de después fueron expresadas particularmente con fuerza en alta volumen de trabajos de literaria, en representaciones populares, en textos de escuela y en artículos periodísticos.

Un ejemplo particular de este tipo de publicaciones literarias fue la novela historial “El Palacio de Hielo” (Ledyanoy dom) por el autor Ruso Ivan Lashetchnikov, cual trata con el periodo de historia Rusa.  Aunque el famoso poeta nacional Alexander Pushkin, junto con el alto estimado publicista y crítico literario Vissarion Belinski, había fuertemente criticado la novela, cual fue publicada en año 1835, debido a obvio prejudicio y defectos historiales, el libro fue republicado en los 1980s -- según la información incompleta – a un volumen de 3,790,000 copias.  La razón que el juicio inequivocable de las dos fuerzas literarias, normalmente consideradas en el ante Unión Soviética como altamente estimada e infalible, fue ignorada es muy simple: el estadista Ruso Artemi Volynski, como uno de las más prominentes víctimas de la bironovshchina fue maximizado como un héroe nacional en la lucha contra el “Esfuerzo Superior Alemán” (nemeckoye zasilie).  Una descripción objetiva con un tratamiento crítico del mito historial no podrá ser posible en escrito historial hasta la disolución de la Unión Soviética.  El más fuerte tratamiento en esta consideración ha sido proveído en el trabajo del bien-conocido histrión de Petersburg Yevgeny Anisimov. 

Los principios del Academia de Ciencias  de Petersburg proveo un más lejos estadio para proyectar retórica nacionalista, asociada principalmente con el nombre Michail Lomonossov, el  científico supremo Ruso.  Él era entre los más prominente primeros enemigos  de dominancia Alemán en la Academia y fue – según a varios testigos – dicho de haber empapizado su argumentación retorica con insultos personales y hasta ataques físicos como se apareció conveniente durante sesiones normales.  El más fuerte crítico el teoría del nacido en Westphalia Gerhard Friedrich Mueller, un miembro del Academia de San Petersburg quien, en su escrito del año 1749 había puesto los principios de la nación Rusa a coincidir con esfuerzos de los Varangianos o Nórmanos.  Junto con “calumnia” y el “denigrada de la gente Rusa.” Especialmente durante el chauvinistico y xenophobio encargado clima de los Cuarentas y Cincuentas del siglo 20, este argumento, también como el prejuiciado juicio de las acciones de tal gente como el Director del Rectoría del Academia de Ciencias, Johann Daniel Schumacher, quien efectivamente determino la fatalidad de la Academia a través de los años 1750s fuera servir el polémico apasionado de los tiempos con su orientación puntada y limpiamente anti-Oeste y anti-Alemán.

Un caso más retirado de instrumentalización política, no solo en Soviético, pero también en escrito historial y publicamos Checo y Polaco, esta proveo por la preocupación con el proceso historial del tal-llamado “Alemán Empujo para el Este.” Este proceso legadamente incluyó un casi ardida llevada de una expansión de territorio Alemán para el este de mil años, el meta de cual era de cualquier esclavizar o desterrar de sus hogares los miembros de gente Eslavo.  Su extensión, según a varios Científicos Soviéticos, alcanzo “todo hasta el Volga.” Dado tal suposiciones, se apareció ser lógico para denunciar como una clase de colonos, quienes habían actualmente sido bastante pacífico y leal para la corona, como puestos remotos activos para imperialismo Pan-Alemanisco y Reichs-Alemán.  En la mayoría de las publicaciones de las pólizas de población y de inmigrantes extranjeros para el área del Mar Negro – cual territorio, en la geografía de ahora, incluye Ucrania del Sur, Crimea, Moldava y la región Trans-Cacasus – los granjeros Alemán fueron caracterizados como un grupo uniforme explotaría que, además, fue hostil para la “Revolución de Octubre.”  Durante los Periodos Soviéticos, y después del empiezo de la Segunda Guerra Mundial, su fatalidad verdadera fue más dejada, aunque hasta en publicaciones científicas y literarias no había falta de alguna de rociado de sospecha traficando por el modelo de orientación anti-Soviética y preparación para colaboración.  Un ejemplo de tal escrito es el multivolumen “Historia de las Ciudades y de las Poblaciones Agrícolas en la Ucrania RSS,” cual fue publicada en los años 1970s y 1980s, en Rusa y en Ucrania, el número de copias alcanzando 15,000.

Fue el Volga-Alemán, como quiera, de cual el liderazgo Soviético impuso un bloqueo de información montante.  Para el fin de los años 1980s, solo un (¡!) ensayo científico de este grupo de población, uno cual trato con la participación de varios colonos en el alzamiento Cossack en Pugachev durante el siglo 18, fue permitido ser publicado.  El público y científicos quedaron completamente cerrados fuera de la gran variedad de materiales en los ante archivos del Estado Central de la Republica Autónoma Socialista Soviética de Volga-Alemanes; y cualquiera quien buscó acceso para tal fuentes archívales será inmediatamente sospechado de convicción de refugiando anti-Soviético.  Hasta el fin de los años 1980s, hasta el mero mención de esta colección de documentación – cual después del año 1941 fue renombrado el Ramo Engels del Archivo Regional Soviético – fue prohibido en publicaciones de cualquier tipo.  A veces, había mas bien ocurrencias grotescas: por ejemplo, después del empiezo de la guerra, mención de la Republica Volga fue eliminada de la novela satírica popular del año 1931, “El Becerro de Oro” (Zolotoy telenok) por el bien conocido autor Ilya Ilf.  Solo en los años 1990s fue una nueva re imprenta de la edición original permitida.  

En vez de hablar honradamente y abiertamente acerca de las acusaciones con su propios ciudadanos Alemán y para educar la población en la Unión Soviética en un espirito de tolerancia y respeto mutuo, el partido propagandista y el aparato KGB decidido sembró rumores libelos.  Esto incluyo hablar de numerosos espías y subversivos, saboteadores y “pesados” entre los Volga-Alemanes, hablar de acciones traidores, paracaidistas Fascista, entregas de armas, banderas con suásticas, el “Columna Quinto,” y rumores adicionales semejantes.  Pero tomaron cuidado de no enunciar estos tipos de opiniones en público, ya que las autoridades estaban bien conscientes de las acusaciones sin fundamento.

No fue hasta el año 1987 había un oficial atento en expresar estas opiniones públicamente, para establecer las reacciones de ellos afectado y las reacciones de la mayoría de población Rusa.  Un ante oficial del KGB, en ahora trabajando como un autor, en dos artículos en el periódico regional de Siberia “Kuzbass”/Kemerovo, actualmente justifico la deportación de Volga-Alemanes.  Mirando para atrás, el efecto poderoso que este calumniando público tenía en los Alemanes no puede ser subestimado como, por los cienes, copias de los dos artículos circulados por toda la entera Unión Soviética y fuertemente llamado para protesta y para contradicción de estas declaraciones.

Fue especialmente la liberación introducida subsiguiente al ascenso de poder de Michail Gorachev que crio ciertas precondiciones para un avaluó del rol de Alemanes en el Imperio Ruso y en la URSS, y en la totalidad de siglos de relaciones Alemán Ruso.  En Junio de 1989, por primera vez en más de cincuenta años, una convención academia/científica tocante la historia y cultura de la menoría Alemán fue celebrada – no sorprendentemente – en Alma-Ata.  Así fue finalmente posible de discutir objetivamente y críticamente la significación de los Alemanes Bálticos, de ciudadanos Alemán en San Petersburgo, Moscú, Sarátov y otras ciudades – esos enumerados Amalie Petrovnas y Karl Karloviches – en relación a lo intelectual, economía, y desarrollo político de Rusa.  En este contexto, es imperativo a mencionar las actividades honorable de organizaciones de derechos humanos tal como “Memorial,”  quien trabaja por la rehabilitación completa de los victimas de despotismo arbitrario por el Estado y están ocupados en una manera significante en descomponiendo el prejuicio de anti-Alemán.  

Solo con gran dificultad hizo la verdadera magnitud de la trágica suerte de ciudadanos Soviéticos de ascendencia Alemán salen a la luz.  Y siempre habían reveses – los legados patriótico nacionalista, xenófobos, Más Grande-Rusia, antioccidental, fobia-Alemana, y antisemitas de ideología Bolcheviza del ilk Stalinista fueron simplemente muy profundo, e igualmente profundamente los décadas de mal uso propagandístico de recuerdos de guerra siguen afectando las memorias colectivas de la sociedad Soviética y Rusia.  Más llego a ser posible, por lo tanto, para los residentes del área Volga para movilizar opinión pública en los años 1980s y primeros de los 1990s contra el restablecimiento de una República Autónoma de Alemanes.

Aun después de la disolución de la URSS y el concomitante descredito del asidero de poder Bolcheviza en el año 1917, la victoria que se había ganado, con tantas víctimas, por Alemania Nacional-Socialista – cual en la imagen popular siempre se había visto como victoria sobre los Alemanes – llevara una parte central de la identidad de una nación Rusa, un consenso patriota que envolvió toda estrato de la población.  Así, despecho toda multiplicidad ahora evidente de opinión y emergente comunicación, hasta tocante historiografía comprensiva de hoy de la minoría Alemán, todas estas circunstancias no debe engañar uno acerca la verdad que en la memoria colectiva de la sociedad  post-socialista, allí existe una multitud de dudoso, pero decisiva imágenes en las memorias de la gente que, dado cualquier amenaza que – real o imaginado como real – podrá ser un recurso para re movilización inmediata [de fobia].

Permission to use any images from the GRHC website may be requested by contacting Michael M. Miller
North Dakota State University Libraries
Germans from Russia Heritage Collection
Libraries
NDSU Dept #2080
PO Box 6050
Fargo, ND 58108-6050
Tel: 701-231-8416
Fax: 701-231-6128
Last Updated:
Director: Michael M. Miller
North Dakota State University Library North Dakota State University North Dakota State University GRHC Home