[breadcrumb]

Los Volga-Alemanes y Sus Asociación

Lobes, Helmut.  “Los Volga-Alemanes y Sus Asociación.”  Volk auf dem Weg, Octubre 2006, 32-33.

Traducido de Ingles a Español por John Guerrero

Continuación del artículo anterior Volk auf dem Weg listado abajo:

English


El espirito de empresa y diligencia de nuestros antepasados es también demostrado por el cierto llamado Tejido Zarpen, un textil colorido y liviano que se hizo popular por toda Rusa y, a propósito, tuvo su origen en Sarepta.  Cerca de 20,000 estaciones de tejido una vez formaron el meollo de la industria de tejido de Volga-Alemán, engendrando docenas de preocupaciones, hilanderías de lana, calcetería y fabricas de almidón, también como numerosos lugares de empleo.  También sin olvido es la simplecada maquina de purificación de grano (Que simplemente le llaman “Máquina de Limpieza”), que fue fabricada en varias colonias en la Bergseite [lado montañés] y resulto en demanda solida, al tono de dieces de miles de maquinas, en toda Rusa.

Al centro de esta variedad de industria será eventualmente Balzer, con sus 16,000 residentes la segunda más grande colonia de la región Alemán Volga.

En la orilla izquierda de el Volga, llamado Wiesenseite [lado de pradera] la mas grande colonia de todas, Katharinenstadt, también se desarrollo hacerse la colonia mas rica y hermosa, tan bien como el cultural, comercial e industrial centro de los Volga-Alemanes.  Tres iglesias magnificas, un cada gimnasio para muchachos y muchachas, una escuela [publica] central, unas cuantas escuelas privadas, una escuela de música, una biblioteca, el Banco “Fischer”, tan bien como varios lugares de atención (hospitales, enfermerías, orfanatos, asilos para los pobres, casas de aprendizaje) fueron construidas y mantenidas por los colonos, quienes formaron la vida cultural de la ciudad y ejercieron fuerte influencia en las colonias vecindarios.  Los residentes de Katharinenstadt, aun en ese tiempo, fueron capaces de ostentar de un taller de impresa con su propio periódico Alemán.

Al acercamiento a la ciudad, gigantes tiendas de grano, poderosos aserraderos y molinos de harina de empuje de vapor, hasta una fabrica que procesa tabaco, puntada a una avispada comercial e industrial vida de la ciudad.  Una fundición, mas una fabrica de maquinas de los Hermanos Schaefer, que fue construida y equipada según a los últimos requisitos técnicos de Alemania, formaron el meollo de Katharinenstadt.  Maquinas de agrícola de la mas grande calidad fueron entregadas por la “Fabrica Schaefer” a la entera región Volga y mas allá.  No fue accidente qué, mas tarde, el primer tractor Soviet (nombrado “Karlik,” debido a sus dimensiones) sea fabricado allí, el tractor que se puede ver en el museo de la ciudad hasta este día.

En talleres gigantes, los popular carros Alemanes, que fueron también en demanda por el militar, fueron fabricados.  También de ser mencionado son las numerosas tiendas de fieltro, fabricas quemando tejas, herreritos y talleres de curtir cuero, cual en realmente se parecen mas como solar de fabrica, y por supuesto todos los talleres para cualquier tipo de arte.

Sin duda no ser subestimado son los sombreros – esos sombreros Katharinenstadt elegantes – que, por los cienes de miles, fueron “exportados” de allí para las dos capitales del Imperio.

Eso fue pues que nuestros antepasados, gracias a sus rasgos particulares de Volga-Alemán, durante 150 años desarrollaron con gran fijo la mejor economía folclórica por toda la entera cuenca Volga.

Si bien en los varios mercados este exceso de bienes de mas alta calidad pago inconfundible testigo a sus productores, y aquí y en otras áreas, incluyendo las regiones colindante, los Volga-Alemanes, sus características y consecución económicas fueron altamente estimados, gobiernos Rusos – con casi consistencia envidiable – evitaron todos los esfuerzos para hacer los éxitos de los granjeros Volga-Alemán, sin hablar de esos Volga-Alemanes en general, conocidos al mas vasto publico.  Solamente cuando celebraciones de su aniversario de 150 años estaban planeadas, de cual nuestros antepasados estaban preparando con gran dedicación, fueron las consecuciones de los Volga-Alemanes para ser demostrados al vasto público del país, en otras palabras y por exhibiciones diversas, por primera vez jamás.

Como quiera, la primer Guerra Mundial se estallo, seguida por la revolución, las guerras civil, y finalmente la hambruna horroriza en la región Volga.

Así sucedió que la historia completa de los colonos de la baja región Volga, empezando con los motivos de el gobierno Ruso por ver atraer los colonos a la área, todo hasta sus status legal y población en el imperio, sus sacrificios personales e inmedible logros promoveros para su nueva patria, será todavía escondida, silenciada, o despiadadamente distorsionado …

No, nuestros ascendientes no eran intrusos o entrometidos.  Ni también fueron favoritos de la Zarina solo porque ella era de descendencia alemán, como le han amartillado repetidas veces por generaciones de Rusos.  Ellos no tuvieron deseo de sustraer cualquier cosa de cualquiera o a constreñir a alguien, y nunca lo hicieron.  Fueron reclutados como familias de los estados Alemanes, fueron transportados para Rusa y, como nuevos súbditos de los Zares, los llevaron a un desolado, sin gente, inseguro y extremadamente peligrosos estepas cerca el Volga.  Allí ellos, los mencionados colonos, fueron de ser poblados entre lo que anterior era terreno deshabitado designado para que ellos, lo hagan arable y para desarrollarlo económicamente y culturalmente.  En otras palabras, estas gentes los trajeron para dentro el país para el propósito de cumplir objetivos muy específicos.

La mala parte de todo esto es que, a todos tiempos, no solamente los poderosos logros promoveros de nuestros antepasados, pero hasta sus originalmente impuesto objetivos, se han descaradamente impedido del público Ruso.

Por consiguiente, cualquier juicio concluido que podrá ser hecho de esos logros promoveros, cuales sean de sumo importancia para nosotros Volga-Alemanes, se han guardado enteramente en silencio.

Por lo tanto, estos declarados concluidos, aunque sean declarados solo brevemente, serán finalmente ahora listados en el presente:

  1. Todos los objetivos y expectaciones asignado a los colonos y esperado por el gobierno Ruso durante el reclutamiento de extranjeros entre medio de 1763 y 1767, y cuales fueron claramente impuestos a los colonos durante su población cerca de el mas bajo Volga, fueron cumplidos por ellos, a la letra y en su totalidad.
  2. Durante el curso de su periodo de arduo población y durante los siguiente décadas de gran mente sangrados conflictos y de las mas adversas circunstancias de toda clase, cuando cualquier regresaba a su hogar original fue completamente impedido para los colonos y fueron así literalmente condenados de acostumbrarse ellos mismos a la cruda y peligrosa tierra yerma de los antiguo estepas, ellos, dentro sus espacios colonos cerrados, desarrollaron un nuevo tribu, el tribu de Volga-Alemanes.
  3. Como sujetos del Imperio Ruso.
    --quienes fueron designados colonos por el gobierno Ruso, fueron transportados a lo mas bajo Volga para que, como granjeros residentes contingente, poblar esta región frontera en masa, para hacerlo seguro y para desarrollarlo económicamente;
    --quienes honrara mente cumplió esta tarea dificultosa impuesto a ellos por el estado y pagaron su propio, alarma mente precio alto con sangre, sufrimiento y vidas humanas sobre el altar de su patria nueva Rusa;
    --quienes honraramente, como el primer tribu residente de granjeros, eventualmente manseó y exitosamente cultivo esos antiguo estepas, los Volga-Alemanes ganaron para ellos mismos y sus descendientes un lleno e incontrovertible derecho a ese pedazo de tierra en los estepas en que por casi dos siglos ellos habían construido sus hogares con gran dedicación y éxito.
  4. La circunstancia particular de que población exitoso de el inseguro y peligrosa orden en la región de el Imperio Ruso de aquel tiempo en el mas bajo Volga y en partes de la cuenca Don es en su totalidad atributado a esos viejos Alemanes, eso es, a lo nacional, espiritual y cultural rasgos de los colonos, debe garantizar a los Volga-Alemanes no solamente los derechos para mantención de sus uniquesas y valores nacional, para preservación y cultivación de eso, pero también para el reclamo de asistencia apropiada y apoyo de los subsiguiente gobiernos Ruso.

Estas conclusiones lógicas están fundamentado de un cien a cien cincuenta años de logros consistentes al mandato de y en el nombre de la patria Rusa, y ellos fueron considerados por nuestros antepasados, hasta en sus característica modestia, como sumamente evidente, y ellos nunca dudaron que hasta el gobierno y el publico serán a la larga llegar a estas mismas conclusiones.  Lo mas grande y lo mas penoso la decepción cuando, para el segundo medio de el siglo 19, un mas grande chovinismo nacional Ruso, levantado a lo “Más Alto de todos los Juzgados,” ganaron tal influencia que durante la primavera de 1917 hasta los Volga-Alemanes fueron robados y, ahuyentados para ser condenados a construir una existencia en Siberia.  Como quiera, la Revolución de Febrero 1917 si impidió tal decreto bárbaro del Estado y en verdad crio, aunque  vacilantemente, para las ciertas condiciones de los Volga-Alemanes para hacer uso de las nuevamente alcanzadas libertades.  El temario político del país proclamo en letra grande el derecho de determinación propia de todas las gentes del Imperio Ruso.

Elementos políticamente activados, respaldados por una gente que se habían dado solos a la muerte, inmediatamente empezaron esfuerzos políticos y organizados que llegaron del inicial “Comité Temporal” (fundado por gente Alemán de comercio, clérigos, e intelectuales hasta antes de la Revolución de Febrero) y un “Comité Central de Volga-Alemanes” (Abril, 1917) a la “Consulta Warenberg” (Febrero, 1918) y, finalmente, culminado en su mas fino conclusión, eso es la SSR autonómica para Volga-Alemanes (Febrero, 1924).

Por ese éxito, que ocurrió aproximadamente en el aniversario 160 de poblaciones en el Volga, nuestros antepasados públicamente afirmaron su identidad Volga-Alemán y al mismo tiempo, proclamaron el emergiendo tribu étnico de Volga-Alemanes.

De allí en adelante, nuestros antepasados vivieron con la convicción solida de no verse como Alemanes en un terreno extranjero, pero hacerse considerados ciudadanos Alemanes libres de su propia republica autonómica.

La Iglesia en Straub/Volga.

La universal, hasta importancia ejemplada de este evento histórico fue descrito por nuestros compatriotas, superintendente retirado Johannes Schleuning (quien, dios sabe, no fue admirador de los Soviets) como sigue: “El hecho de la proclamación (de la Republica Volga) por ella misma… seguirá siendo de valor histórico permanente y podrá tal vez jugar un rol significante en la solución de la extremamente dificultosa pregunta en memorias.”  Desafortunadamente, se ha hasta ahora nunca jugado este ejemplar en un mundo que enseño tan gran injusticia para nuestra menoria particular…

En un sentido económico, durante esos años de confusión completa y agitación, nuestros antepasados fueron llegados a una ruina llena por el régimen Bolcheviza.  Aunque la región Alemán-Volga se le dio alguna alabanza por el gobierno Soviet por haber preservado las ciudades industriales Rusas de inanición completa, como G. Loebsack escribe en su libro, “Einsam kaempft das Wolgaland [La Volgaterra en una lucha sola],” esta escasamente palabrada retorica significa que los colonos Volga-Alemanes serán completamente hazañados para que el Bolchevismo podrá ser preservado.”

Durante los años 1920 y 1921, más de 160,000 Volga-Alemanes, entre ellos 60,000 niños, cayeron victimas a una hambruna inducida de un grado que nunca se había experimentado, mientras cienes de miles llegaron ser refugiados.

Esta catástrofe fue resonado cuando, durante la mera primera exposición agrícola de la Unión de 1923 en Moscú la región autonómica Alemán “fue permitido a enseñar solamente una exposición, una alquería genuina de Volga-Alemán repleto con todo su equipo y amuebles, incluido citares piadoso bíblico y certificados de boda exhibidos en sus paredes.” Aparentemente no había suficiente espacio para exhibir una alquería entera.  Aun, era más bien una exposición original.  Por una cosa, se demostró que tan lejos los Volga-Alemanes se habían atrasado desde su periodo de prosperidad y lozanía entre los tiempos de los ataques Kirguiz.  En la otra mano, ésta alquería solitaria Alemán de los estepas de la región Volga indico, especialmente por sus amuebles interno, esos valores nacional que los Volga-Alemanes lejos de su madre tierra, adherirse a firmemente por generaciones, y gracias a que ellos, repetidas veces, y bajo las peor circunstancias, podrán detener su propio exitosamente.

(Ser continuado)

El último artículo en esta serie está listado abajo:

Permission to use any images from the GRHC website may be requested by contacting Michael M. Miller
North Dakota State University Libraries
Germans from Russia Heritage Collection
Libraries
NDSU Dept #2080
PO Box 6050
Fargo, ND 58108-6050
Tel: 701-231-8416
Fax: 701-231-6128
Last Updated:
Director: Michael M. Miller
North Dakota State University Library North Dakota State University North Dakota State University GRHC Home